El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, advirtió que 'las dictaduras no pasan el poder a la oposición de forma pacífica', sostuvo que varios países están 'al límite' de lo que se puede hacer para 'restablecer la democracia' en Venezuela.

Anunció además que el cuerpo diplomático brasileño permanecerá en Caracas para mantener relaciones con proclamado presidente encargado de Venezuela, el legislador opositor, Juan Guaidó.

'La historia nos ha demostrado que las dictaduras no pasan el poder a la oposición de forma pacífica y nosotros tememos las acciones de la dictadura de (Nicolás) Maduro', puntualizó Bolsonaro desde el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza).

Bolsonaro, quien ha reconocido a Guaidó como presidente legítimo de Venezuela, reseñó que 'hay países fuertes dispuestos a adoptar medidas, como lo anunció el gobierno de (Donald) Trump' y enfatizó que Brasil 'acompaña con mucha atención'.

'Estamos en el límite de lo que se puede hacer para restablecer la democracia en aquel país', dijo.

Anoche, el vicepresidente brasileño, el general Hamilton Mourao, que ejerce la presidencia interinamente, dijo que Brasil no está dispuesto a una intervención militar en el país caribeño.

A su turno, el canciller brasileño, Ernesto Araújo anunció que los diplomáticos de su país seguirán en Caracas para mantener relaciones con Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento), que desconoce al Gobierno de Maduro y había pedido puntualmente a las representaciones extranjeras que no retiraran a su personal en Caracas.

'Ellos se quedan', afirmó Araújo, que integra la comitiva de Bolsonaro en el foro económico de Davos, indicó la web del diario O Estado de San Pablo, uno de los más importantes de Brasil.

Las relaciones entre Brasil y Venezuela están suspendidas desde 2016, y aunque Brasilia no tiene embajador en Caracas hay un grupo de diplomáticos de menor rango en su delegación ante el país caribeño.

Fuente: MendozaPost >> lea el artículo original