Dos iniciales. No hacía falta más. Los trabajadores municipales de Guaymallén sabían que los legajos de empleados marcados con las iniciales 'L.L' y 'C.S' (Luis Lobos y Claudia Sgró), correspondían a personas empleadas de la Municipalidad o del Concejo Deliberante, que estaban eximidas de 'marcar tarjeta', es decir, de registrar de modo oficial la asistencia a su trabajo. De esa forma, una cantidad de personas no precisada aún pero que podrían haber sido cientos, no podían ser detectadas en el movimiento diario de la Municipalidad. No iban a trabajar, pero tampoco tenían que registrar su asistencia.

El dato será ventilado esta semana a través de la declaración de empleados y ex empleados municipales, en el juicio por fraude que se les sigue a Lobos y a su esposa. Su suegra María Elena Fernández, imputada también, será juzgada cuando su salud lo permita. Esta mañana habrá audiencia en la sala 32 del tercer piso de Tribunales, desde las 8:45. El debate se lleva adelante en el Tribunal Colegiado Número 2.

Sitio: El Caso Lobos, completo 

El caso de 'La Mucama Ñoqui' de la suegra de Lobos trata de una mujer llamada Laura Fara, que fue durante más de cuatro años empleada municipal sin saberlo. La suegra de Lobos cobró su sueldo con la tarjeta de débito de la mujer durante ese período. Su hijo Pablo Müller, jardinero de la familia de Claudia Sgró, también fue empleado 'ñoqui' de la Municipalidad. Tampoco estaba enterado. María Elena Fernández cobró de modo indebido desde agosto de 2011 hasta noviembre de 2015 la suma de 442.729,20 pesos; con las tarjetas de débito de Fara y su hijo, quienes serán hoy los dos 'testigos estrella' de esta causa.

Los investigadores del caso de la 'mucama ñoqui' del clan Lobos descubrieron que el legajo de la mujer, y el de su hijo, estaban inicializados, entre los que no tenían que marcar asistencia.  

Hoy declararán Pablo Raddi y Claudia Videla. 'Hicieron una auditoría sobre más de 800 legajos de empleados entre 2011 y 2015' explicó Armando Chalabe, abogado querellante de la Municipalidad en este juicio. Muchos de esos legajos estaban incompletos, o no tenían decreto de nombramiento, o tenían las iniciales, que indicaban 'protegido para no marcar'. El abogado intentará probar la metodología para contratar 'ñoquis' que había en la Municipalidad.

Esta semana habrá audiencias de testigos hoy por la mañana, y luego, el miércoles por la tarde.

El Caso Lobos

Las investigaciones contra Lobos comenzaron en diciembre de 2014, cuando el diario Mendoza POST y un grupo de abogados encabezados por Carlos Varela, presentaron la primera investigación 'Así se enriquece un intendente', que fue seguida de denuncias penales en todos los fueros. En estos años, Lobos fue imputado en tres casos de corrupción y uno de enriquecimiento ilícito. Y llega por primera vez a juicio oral.

Fuente: MendozaPost >> lea el artículo original