Una nena de 9 años es la protagonista de un tierno video filmado en Kuala Lumpur, Malasia.

Cheik estaba paseando con sus padres por la calle cuando encontraron a un niño junto a su mamá pidiendo limosna.

El pequeño estaba descalzo y, al verlo, Cheik se paró, se sentó en la vereda y empezó a sacarse sus zapatillas para regalárselas.

También le dio sus medias y lo ayudó a ponerse el calzado.


Después, le dio un beso súper tierno al nene.


La escena fue filmada por su mamá y ahora recorre el mundo.
MIRA EL VIDEO:


Fuente: TN >> lea el artículo original