Los últimos registros de la Secretaría de Energía de la Nación dan cuenta de que en la ciudad de Salta la caída en la venta de combustibles es mayor al promedio del país.
En noviembre pasado las estaciones de servicio locales despacharon un 12,6% menos de nafta y gasoil que en el mismo mes de 2017, mientras que en la media nacional la merma fue del 8,2% en igual período.

Al analizar los datos disgregados, el consumo de combustibles refleja cómo golpea al bolsillo de los salteños la crisis económica del país.

La nafta premium se llevó la peor parte de la recesión, con una baja interanual del 38%, ocho puntos más de lo registrado a nivel nacional.

Se infiere que muchos conductores dejaron de utilizar el producto de alta calidad para pasar a la nafta súper, que en la comparación entre noviembres de 2018 y de 2017 prácticamente mantuvo el volumen vendido (apenas disminuyó el consumo un 0,7%).

Esos números igual marcan que se carga menos nafta en la capital.
Son cerca de mil metros cúbicos de pérdida, que se puede leer como un millón de litros menos de combustible vendido en un año.

Con el gasoil pasó lo mismo.
En noviembre de 2018 se consumió un 14% menos de ese hidrocarburo, en sus versiones premium y normal, que en el mismo mes de 2017.

Con tan solo ponderar que durante el período analizado en Salta la nafta premium aumentó su precio un 71% y la súper un 68% y los aumentos salariales rondaron el 35%, sobran las explicaciones del desmoronamiento del consumo.

GNC

También cayó la cantidad de metros cúbicos de Gas Natural Comprimido (GNC) que se despacharon en las estaciones de servicios de la capital salteña, aunque el año pasado subió el número de autos nafteros que fueron adaptados para utilizar ese combustible más económico.

De acuerdo a la información de la Secretaría de Energía, en noviembre pasado se cargó un 13% menos de GNC en la ciudad con respecto al penúltimo mes de 2017.
Significa un pérdida en las ventas de las estaciones de servicio de 510 m3 de GNC.

En tanto, el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) consignó que durante 2018 en Salta se convirtieron 4.456 vehículos al sistema con gas, un 27% más que en 2017.

Consecuencias

¿Qué le ocurre al vehículo que deja de utilizar nafta premium por la súper? La respuesta la dio César Rivarola, gerente de la concesionaria Autosol.

'Todos los autos nuevos tienen la especificación de que se les debe cargar premium, aunque la nafta súper es de buena calidad en el país.
Lo que pasa al cambiar de combustible es que el auto puede tener un mayor consumo y las impurezas de una nafta inferior pueden perjudicar el rendimiento del motor, pero eso depende mucho del tipo de vehículo.
Generalmente los que tienen turbo se ven más afectados', explicó el administrador a El Tribuno.

Tercer mes en picada

A nivel nacional, la venta de combustibles tuvo en noviembre su tercera caída consecutiva.
Si durante los primeros meses del año los automovilistas consiguieron mantener en positivo el nivel del consumo pese a los aumentos de precios -aunque se vio un persistente abandono de los productos premium a favor de los súper- desde septiembre el mercado empezó a caer: retrocedió 6,6% ese mes y 2,84 % en octubre.
Y, en noviembre, la baja se incrementó a 8,26%, según datos de la Secretaría de Energía de la Nación.
En declaraciones al diario la Voz del Interior, el presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles del Centro de la República (Fecac), Gabriel Bornoroni, sostuvo que la causa de la caída en las ventas es 'el fuerte aumento de los combustibles'.
El dirigente advirtió que, si bien a finales de diciembre hubo 'una pequeña mejora', en enero nuevamente se observa una retracción.

La baja en el precio de las naftas no cambió nada

La súper es apenas 35 centavos más barata en los surtidores salteños.

Ante la fenomenal pérdida en las ventas de combustible desde septiembre pasado, en los primeros días de este año, los directivos de YPF tomaron la iniciativa de bajar el precio de sus productos a un 1,2% promedio en el país, aunque, luego de que en 2018 el aumento de los valores de la nafta y gasoil subieron un 75%, el gesto de la empresa hacia sus clientes hasta parece absurdo. 
Por cierto, las otras refinerías acompañaron la medida de la compañía estatal.
En Salta, el precio en los surtidores disminuyó en los porcentajes de la media nacional.
Igual, es necesario recordar, que por estas latitudes se paga mucho más por el combustible que hacía el centro y sur de la Argentina.
Con la última modificación, las terminales de YPF en la capital salteña bajaron tan solo 35 centavos el valor del litro de nafta súper, 61 centavos el de la versión premium infinia, 24 centavos el gasoil y un peso el gasoil infinia.
Es la segunda rebaja en los precios de los combustibles en poco más de un mes.
El 3 de diciembre pasado la petrolera nacional también se había adelantado en recortar los valores hasta un 1,5%. 
Desde YPF explicaron que la decisión se tomó a partir del monitoreo que realizan 'en torno a las variables que impactan en el precio final de las naftas y del gasoil', como son los precios internacionales de los combustibles, el precio de los biocombustibles y el tipo de cambio, entre otras.
A todo esto, el exsubsecretario de Combustibles de la Nación Cristian Folgar explicó ayer al portal surtidores.com.ar que 'mientras el precio del barril de crudo baje y el dólar siga estable, el precio del combustible seguirá cayendo'.
De todas maneras, advirtió que si el valor de esas variables sube, 'indefectiblemente' habrá un traslado a los surtidores.
En esa línea, se prevé una suba del dólar en el futuro cercano, que impactaría en los combustibles.
 

Fuente: El Tribuno >> lea el artículo original