El Banco Central (BCRA) fijó hoy encajes decrecientes para los fondos que las entidades financieras deben mantener inmovilizados, con el fin de desalentar el ingreso de capitales especulativos de corto plazo.
   
Según la Comunicación 'A' 6595, que la autoridad monetaria remitió este viernes a los bancos, los encajes arrancan en 23% para ingresos de hasta 29 días; 17% para los que se mantengan hasta 59 días; 11% para los capitales que permanezcan en el país al menos tres meses y cero para los que superen el año.
   
El encaje bancario es una porción de los depósitos que los bancos deben mantener inmovilizados para hacer frente a retiros de efectivo por parte del público. Con esta medida, el organismo que conduce Guido Sandleris busca desalentar los giros que algunos bancos extranjeros vienen realizando a sus casas matrices para apostar a las altas tasas de interés vía la compra de Letras de Liquidez (Leliq) o Letras Capitalizables (Lecap), publicó este viernes el sitio lanacion.com.
   
De esa manera, intentará desincentivar la 'bicicleta financiera' que es impulsada básicamente por tres bancos extranjeros. La cotización del dólar cae 13% desde el inicio del nuevo plan monetario a comienzos de agosto, y ya se ubica cerca del piso de la banda de flotación, fijado en 35,29 pesos.
   
Desde China, Sandleris aseguró que la política monetaria actual es 'más potente y más simple' que la anterior para reducir la inflación. 'Necesitábamos hacer algo para asegurarnos de que la inflación, en Argentina, comience a descender', sostuvo el funcionario en Pekín, antes de emprender su regreso a la Argentina.

Sandleris sostuvo que 'uno de los problemas que arrastra la economía argentina desde hace años es una inflación elevada' que, a su criterio, genera una situación 'insostenible'. Por eso, defendió la decisión de abandonar el esquema de metas de inflación (aplicado por el ex presidente del Banco Central Federico Sturzenegger), ya que 'no estaba dando resultado', a pesar de ser el 'más usado en el mundo' por las autoridades monetarias.
   
En su reemplazo se optó, dijo, por 'un esquema más potente, más simple, que permitiera ir reconstruyendo rápidamente la credibilidad del Banco Central y de nuestra moneda'. Ahora, resaltó que 'inversores y analistas pueden chequear de manera diaria si el Banco Central está haciendo lo que prometió', que básicamente es contener el crecimiento de la base monetaria.
   
Sandleris subrayó, además, que durante octubre 'hemos cumplido con nuestro objetivo, y vamos seguir cumpliendo con nuestros objetivos en los meses siguientes'. 'Desde que se introdujeron estas medidas, el peso se ha apreciado en un 10%, recuperando parte de lo perdido en los meses previos, pese a un contexto en el que la mayor parte de las monedas emergentes se depreciaron frente al dólar', remarcó.
   
Durante su estadía en China, Sandleris se entrevistó con su par de ese país, Gang Yi, con quien analizó la 'coyuntura financiera internacional', entre otras cuestiones. Según informó la autoridad monetaria, ambos funcionarios 'conversaron sobre el nuevo plan monetario implementado por el Banco Central de la República Argentina e intercambiaron opiniones sobre la coyuntura financiera internacional'.
 

Fuente: El Intransigente >> lea el artículo original